lunes, 13 de julio de 2015

Director de tesis universitaria (y no es redundante)

De izquierda a derecha, Pedro T. Nevado-Batalla Moreno (USAL), Nicolás Rodríguez García (USAL), Pilar Jiménez Rius (TCU), Antonio Arias Rodríguez (nuevo doctor), Enrique López González (ULE) y yo.

Estamos de enhorabuena. Antonio Arias Rodríguez acaba de leer su tesis doctoral en la Universidad de Salamanca. Sobresaliente cum laude por unanimidad del tribunal, compuesto por la doctora Pilar Jiménez Rius (secretaria; letrada del Tribunal de Cuentas) y los doctores Enrique López González (vocal; catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad de León) y Nicolás Rodríguez García (presidente; profesor titular de profesor titular de Derecho Procesal de la Universidad de Salamanca).

Para mí, es una enorme satisfacción personal y académica haber sido uno de los dos directores de esta tesis doctoral. Pedro Tomás Nevado-Batalla Moreno, profesor titular de Derecho Administrativo de la Universidad de Salamanca, es el otro director. Hacer una tesis doctoral en estos tiempos de recortes es algo casi heroico. Hacerlo en la plenitud de la carrera profesional, tiene un mérito inmenso. Enfocarla a los temas en los que uno ha sido casi todo, es una decisión valiente y, contra lo que algunos puedan pensar, nada fácil. Dirigirla en estas circunstancias y en otras que afectan a mi propia carrera académica (y que ahora no vienen al caso), es un honor y un privilegio.

La tesis lleva por título La gerencia de la Universidad pública española. Aspectos financieros y áreas de riesgo en la actividad docente e investigadora. El nuevo doctor expone en su blog el resumen de la mísma. En el otoño de 2015 verá la luz el libro y todo el mundo podrá disfrutar de este "manual de uso" de la universidad pública española.

Doctor, director y rector

Usando el turno de doctores

La Nueva España, 31 de julio de 2015

No hay comentarios: