lunes, 4 de octubre de 2010

ORA y cuarto en Avilés

Azul, naranja y verde. Tres colores adornan el asfalto de Avilés desde hace casi un año. Con el blanco y el amarillo, tenemos un parchís urbano donde sólo falta el rojo de la antigua RED.

Con la Ordenanza Reguladora de Aparcamiento pagamos por minutos de estacionamiento, pero creo que tenemos una ciudad más racional en lo que al tráfico se refiere. Recuerdo que en los primeros días era pasar por una calle 'azul' o 'naranja' y verla desierta, cuando antes la probabilidad de pillar un sitio se aproximaba a la de que nos tocara el cuponazo. Pero ese efecto de desierto urbano no duró demasiado y, poco a poco, nos acostumbramos a utilizar de forma responsable la zona no gratuita de aparcamiento.

Supongo que cuando se haga balance del primer año de funcionamiento, éste tendrá que ser positivo. Para la empresa concesionaria, porque sus ingresos se han ido incrementando. Para el Ayuntamiento, vecinos y visitantes, porque la movilidad urbana es más fluida, hay menos contaminación sonora y ambiental y un centro más accesible. Otra cosa diferente será el balance que puedan hacer los comerciantes que, siendo casi los mayores defensores de la ORA, vienen dando señales de que este sistema no les funciona como esperaban. Mi impresión es que esta queja no es por la ORA en sí misma, sino porque todavía pagan las consecuencias de algún error histórico, como el de no haber apostado en su momento por un gran centro comercial en Las Meanas, en lugar de La Carriona. Pero esta es otra historia.

¿Y ahora? A mi juicio, se debe hacer una evaluación serena de este primer año de funcionamiento de la ORA y una consulta con todos los implicados. El sistema tiene fallos, pero por eso debe estar sujeto a revisión continua para su mejora (como todo en materia de servicios públicos). Anoto mi sugerencia. En la reforma de la calle del Carbayedo hubiese preferido que se cerrase la plazoleta, habilitando un espacio urbano peatonal y con terrazas. La empresa de la ORA podría ser compensada por la pérdida de esas pocas plazas y esos ingresos con la ampliación de la zona coloreada en otra calle de Avilés.
 
Publicado en La Voz de Avilés el 4 de octubre de 2010.

4 comentarios:

Xian dijo...

Buen artículo!

Fernando del Busto dijo...

Feliz hallazgo. Lamento no haber localizado antes esta bitácora.
Sobre tu artículo, creo que el comercio avilesino aún no ha superado mentalmente la etapa de Ensidesa, cuando abrían las puertas y sólo tenían que sentarse a esperar y hacer caja. Ahora tienen que vender y eso les cuesta a algunos. Por ejemplo, la iniciativa de regalar "tiempo de hora" está entrando lentamente, a pesar de ser una buena herramienta.

Roberto dijo...

Gracias amigo Xian. Por cierto, tus fans queremos seguir leyéndote en tu planeta.

Fernando, esta humilde bitácora no llega ni a la suela del zapato de la tuya. Será un placer contar contigo para que me leas, además de lo que voy publicando en La Voz. En cuanto al debate de fondo sobre el comercio y la ORA, estamos en sintonía.

Fernando del Busto dijo...

Roberto, gracias por las flores, pero son inmerecidas. Nuestras respectivas aventuras son incomparables, en el sentido más puro de la palabra. En la tuya existe mucha más inteligencia que en la mía, más barroca y llena, como una de esas tiendas de los pueblos donde se compraba de todo, como en botica.