martes, 8 de marzo de 2011

Antroxu de Avilés y lechuguinos


Hemos tenido días y noches para disfrutar a tope de Antroxu y folixa en Avilés, justo lo contrario del cabreo cotidiano. Si en navidades vamos de bondadosos, ahora toca ser juerguistas.

A mí me da igual si el Antroxu avilesino debe ser monarquía canalla, república independiente o comuña sin gobierno. Lo que pido es que siga siendo el mejor del Norte de España y en eso tenemos que implicarnos. No necesitamos un gran presupuesto, porque aquí tenemos gratis el mejor espíritu antroxero. Hace falta que la gente más joven tire del carro, sumándose a los 'fundadores', esos que ya caleyaban por Galiana y Sabugo en los ochenta y todavía siguen ahora con unas ganas contagiosas.

Este año el Descenso de Galiana ha cumplido 24 bajadas con mucha historia detrás. Lo dice uno que enfiló esas espumas y aguas más de 10 años (hasta una vez por la avenida San Agustín). De cara a la próxima edición, la de la rima fácil, hay que volcarse para hacer algo muy especial. Retomar el espíritu de los primeros años, con muchas más embarcaciones y una previa de lujo, habilitando nuevos talleres de artilugios y sin descuidar la seguridad. Propongo también un nuevo himno, intentando superar aquel genial 'Noloentiendo' de Ixuxu.

El Descenso de Galiana no nació para ser un desfile de carrozas (en el doble sentido de la palabra), sino una folixa monumental. Los premios no atraen a gente nueva, por mucho que el primer clasificado se lleve 2.200 euros. Se tiene que trabajar con las asociaciones, los institutos y las peñas que andan dormidas, pero no muertas. Toda esa gente que abarrota la ribera del 'río' debería estar subida en sus propias embarcaciones.

El Antroxu de este año tiene también la ventaja del martes festivo. Por cierto, ¿cuándo se pedirá formalmente que sea fiesta siempre y en toda Asturias? Para que nadie diga que predico la vagancia, sugiero cambiarla por otra con menos tradición o de contenido estrictamente católico. Así, quedaríamos a pre.

Publicado en La Voz de Avilés el 8 de marzo de 2011.

2 comentarios:

Xian dijo...

"El Descenso de Galiana no nació para ser un desfile de carrozas (en el doble sentido de la palabra)". Esta frase lo resume todo. Gran artículo!!!

Roberto dijo...

Gracias chato. El año que viene hay que montar un cacharro.